La grava es uno de los materiales de construcción básicos para la industria de la edificación en distintas áreas.

Existen diferentes tipos de grava, según el uso que se le dará en la construcción. Como los siguientes:

  • Grava fina: se caracteriza por tener un grosor de entre 6 y 8 milímetros. La grava fina suele utilizarse para uso de relleno de aceras y adoquines.
  • Grava media: el grosor de esta grava va de los 8 a los 12 milímetros, se caracteriza por tener mayor resistencia que la grava fina y se usa para rellenar suelos y drenajes.
  • Grava gruesa: este tipo de grava tiene un grosor muy variado que va desde los 12 hasta los 64 milímetros. Es la grava más resistente que hay y se utiliza para cimentar cualquier tipo de construcción como pistas, edificios, casas, pozos y mucho más.

La grava se forma a raíz de la fragmentación natural de las rocas que están en la corteza terrestre, aunque también se puede fabricar artificialmente a través de un proceso de triturado.

Artículo creado con información de materialesparaconstrucción.com.mx